martes, 24 de febrero de 2015

¿AMÉRICA PARA LOS AMERICANOS?

Néstor S. Medina

La Historia es un profeta con la mirada vuelta hacia atrás: por lo que fue y contra lo que fue, anuncia lo que será.
                                                                                        Eduardo Galeano

Allá, por el 1824, el gringo James Monroe tiró -distraídamente, dicen- la divisa patriótica “América para los americanos”. Parece que el buen hombre proponía mandar al carajo a los entrometidos europeos, fundamentalmente franceses y británicos, ávidos de nuestras fabulosas riquezas. Hasta aquí, bien por James. Haciendo camino al andar, los del norte de nuestro continente forjaron un poderoso imperio que se derramó hacia el sur, incontenible, avasallador; era su “destino manifiesto”. A partir de esa expansión impuesta, la antes mencionada divisa adquirió un nuevo significado para la confederación de arriba del río Bravo: “Nosotros somos América”. La cosa estaba clara…

Pero, en el extremo sur de nuestro Sur (en el fin del mundo), por los años 40 del pasado siglo, apareció un milico llamado Juan Domingo que quiso fundar en Argentina un polo de poder que compitiera con el ya existente en el norte. Este “trasnochado soñador pampero” bautizó su proyecto con tres letras mayúsculas: ABC, por Argentina, Brasil y Chile; una respetable entelequia, una loable utopía. Tal vez, a partir de ese “insolente desafío” de Perón comenzaron nuestros graves problemas políticos, económicos, sociales, etc., que enriquecieron nuestra historia a un alto costo, hasta hoy.

Con el correr de los años, y por la rebeldía heroica de los pueblos de Nuestra América -tan generosos donando sangre fecunda-, muchas cosas han cambiado radical, promisoria y definitivamente. No lo creerán los que adhieran a la teoría nietzscheana del “eterno retorno de lo mismo” (¡cruz diablo!), ni los tozudos neoliberales que aún tienen mucho que perder. No cansaremos a los tres lectores de este panfleto con la copiosa lista de novedades en Latinoamérica y el mundo. ¡¿Qué no están enterados?! ¡Por Dios, hermanos, que Google no muerde!... Bueno, van algunas niuses: en nuestro surcontinente (no sub, por favor), hemos creado el Mercosur, la Unasur, el Banco del Sur, el ALBA y, entre otras subversivas instituciones (fuera de la órbita de USamérica), la CELAC. Esta última, Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, agrupa a 33 países con casi 600 millones de habitantes.

Mas, no se trata sólo de crear instituciones surgidas de ambiciosos proyectos históricamente postergados o frustrados por inducción, “para la foto”, para que el mundo diga asombrado: “¡Qué bárbaro, como progresan estos amerindios!” En el tema de la tan deseada y necesaria integración latinoamericana, algo debe andar mal cuando “Pepe” Mujica dice: “… la Argentina tendría que acompañar, y no acompaña un carajo, más bien lo contrario (…) En cuanto tiene el viento de cola, Argentina se olvida de la integración; cuando le van bien las cosas agarra para otro lado. También Brasil”…

Se comenta, ya en el escenario global, que China y Rusia son las potencias emergidas que disputan de igual a igual TODO con EE.UU., y han creado una mega asociación estratégica llamada BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), “amenazando” con sumar a Argentina -con lo que pasaría a llamarse BRICSA- por estar nuestro país ranqueado entre los seis más ricos del planeta en recursos naturales. Otras novedades más adelante, amables tres. Así las cosas, perdura la vigencia de “América para los americanos” pero con un sentido muy diverso y una Patria Grande desde la Antártida al río Bravo, en construcción. Nos encantan la utopía y la mitología, pero hoy y aquí no tienen cabida. Por eso no hablaremos de Emancipación Definitiva, ni de Libertad Irrestricta ni de Soberanía Plena, al referirnos a la actualidad en nuestros países. Cada uno hace camino al andar tratando de llegar, con valentía y dignidad, a una meta común. “No permitiremos que nos marquen la cancha”, dijo Cristina coloquialmente. El tiempo dirá…

Inevitablemente, en una economía globalizada (para bien y mal) ningún país puede escapar a afectaciones por “turbulencias” y crisis que se producen a miles de kilómetros. Comunicación mata distancia como corrupción mata gente. ¿Qué no? ¿Dónde se generó el último desmadre económico -por lo menos en el hemisferio occidental y cristiano- del que aún no logramos reponernos? En EE.UU. en 2008. Las causas fueron varias, pero prevalece la corrupción financiera que anida en los grandes bancos. ¿Les suenan HSBC (paraíso de evasores de todo el mundo), Standard & Poors y Moody’s (fraude con hipotecas), Citigroup (lavado de dinero sucio) y un largo etcétera? Y a estas mafias debemos sumar las de los buitres financieros. Al mencionar a estos plumíferos entramos en terreno minado

Todo mundo sabe (o debería, si no disfruta que le roben) qué son los fondos buitre. En la naturaleza natural los buitres son alados que contribuyen a limpiar de carroña los paisajes. Entonces, ¿no sería más adecuado y justo decir que los Paul Singer son chacales? Da lo mismo. Estos “humanos” son la verdadera escoria de nuestra especie. Tengo una idea de cómo transcurre un día de “trabajo” de estos perversos especuladores, pero es más entretenido y didáctico enterarse por el film “Wall Street” protagonizado por Michael Douglas y Charlie Sheen; imperdible. Allí está magistralmente pintado el mundo y la “cultura” buitre, la criminalidad de las mafias buitre. Hasta ahora, los gobiernos “K” han demostrado -no sin jaquecas- saber cómo lidiar con esos monstruos (de adentro y fuera). El mundo aplaude y copia.

“El problema fundamental de Argentina es político”, me dijo un lejano día de 1968 mi profesor de escultura en la Universidad de Córdoba. “Beppe” Rossi (natto a Módena, Italia) era un apasionado interlocutor en discusiones que él provocaba para que nos interesáramos no sólo por el arte. “Los argentinos necesitan tiempo, madurez. Tienen un país demasiado joven, poco poblado, inmenso y demasiado rico. Los políticos actuales no pueden con eso y menos una dictadura militar -en esos días dictaba el general Onganía y maduraba el Cordobazo-. Pero eso ya les ocurrió a todas las naciones de Europa en algún momento de la Historia. Ustedes son el futuro, en cambio nosotros…”. Profético el “Tano”. Y sí, el futuro nos llegó. Ya no somos “el culo del mundo”. Ahora, soberanamente, establecemos pactos estratégicos con superpotencias como China y Rusia. Avanzamos zafando de las cada vez más sofisticadas trampas que nos ponen los de siempre, ávidos de riquezas y poder para seguir explotando a quien se deje.

El Gobierno argentino actual tiene conflictos en varios frentes (normal, especialmente en vísperas de elecciones): hay enemigos de Argentina por intereses geopolítico-económicos, hay enemigos del peronismo, hay enemigos del “kirchnerismo”, hay enemigos de Cristina y enemigos de todo eso junto. Pero no nos asustan. Ya aprendimos a defendernos y contamos -¡sumamente importante!- con el apoyo y solidaridad de buena parte del mundo. En fin, parece que estamos llegando a un punto en que América será de los americanos, de TODOS los americanos.

                                                        Cuernavaca, México, febrero de 2015

martes, 17 de febrero de 2015

18- F: ¿MARCHA DEL SILENCIO?

                                                                                                         
"La marcha del silencio 
es porque no tienen nada  que decir,
o tal vez no puedan decir lo que sienten".


                                                                                                Cristina Fernández de Kirchner

Carlos Prigollini
Utilizando políticamente la muerte del ex fiscal, Alberto Nisman, un desprestigiado grupo de fiscales y juristas, más una oportunista clase política, que a falta de ingenio y propuestas alternativas se somete desde hace varios años a los medios hegemónicos que mienten y tergiversan la realidad, han convocado entre todos a una marcha autodenominada del silencio.
Tal como lo declarara el presidente de Ecuador, Rafael Correa "esta marcha del golpismo judicial es consecuencia de la falta de militares golpistas". La oposición salvaje que no puede revertir el mando del país en las urnas, se encuadra tras los jueces y fiscales que no sólo encubrieron la causa del atentado contra la Mutual Israelita, sino que durante años vivieron favoreciendo a aquellos que bajo el modelo neoliberal de los años 90, y también en épocas de dictadura militar han ejecutado los peores crímenes del país, bajo el lema de defender "el modo de vida occidental de los argentinos". 

Esta nueva intentona desestabilizadora y golpista, lleva al frente a los mismos políticos alquimistas de extrema derecha, junto a pitonisos y vaticinadores de fin de ciclo,  que en pasados cacerolazos, o manifestaciones estigmatizadoras protagonizaron junto al oligopolio Clarín, el oligárquico diario La Nación y periodistas alquilados, bajo una sistemática y anti democrática labor en contra de la presidenta y las instituciones. Si le sumamos algunas expresiones fascistas  como la Señora Cecilia Pando (ferviente defensora de represores y criminales que justifica entre otras aberraciones el robo de bebés durante la pasada dictadura), la alineación total de estos mismos políticos como Macri, Carrió, Patricia Bullrich o la ignota Laura Alonso con los sectores de la ultraderecha de Estados Unidos que acosan continuamente a los gobiernos de Cuba, Venezuela, Bolivia y Ecuador, es obvio que estamos ante la presencia de un claro signo de intolerancia que llevan a cabo los siempre tristemente célebres gerentes mediáticos. Son los mismos que enseñaron su anti patriotismo, y los deseos de continuar con las "relaciones carnales" con el imperio, apoyando las decisiones del senil juez Thomás Griesa en favor de los especulativos y nefastos fondos buitres.

El pretexto de la misteriosa muerte del fiscal Nisman, les dio a los opositores nuevos incentivos para agitar y exacerbar el crispado malestar político de los sectores mas acomodados, mucho más aún teniendo en cuenta que estamos en un año electoral y que las aprobaciones al mandato de la presidenta de la Nación sumaban el 49% del electorado general. Consecuencia de ello se logró en las cloacas de la siniestra Secretaría de Inteligencia del Estado (ex Side) que un obscuro informante más confusas escuchas ilegales, sean las fuentes principales de una demanda de encubrimiento hacia Irán, por el mismo atentado de la AMIA, Asociación Mutual Israelita Argentina, contra la presidenta y el canciller Héctor Timerman, que mantuvo en vilo al ex fiscal hasta el día de su extraña muerte, y que no sólo no resistía la menor interpelación, (misma que se daría en el Congreso de la Nación al día siguiente de su fallecimiento) sino que además de ello carecía de todo sustento jurídico, tal como lo expresaran los reconocidos juristas y ex ministros de la Corte Suprema de la Nación, Raúl Zaffaroni, León Arslanián y Julio Maier, entre otras voces que desaprobaban el mamarracho jurídico de semejante acusación.

El premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz afirmaba que "Argentina es el país que más redujo la desigualdad y la pobreza en la región".  Si sumamos a ello que la administración kirchnerista además de reducir desde el año 2003 a niveles mínimos la desocupación, logrando una taza de empleo no registrada en los últimos 50 años más las estatizaciones de YPF, (Yacimientos Petrolíferos Fiscales), Aerolíneas Argentinas, las pensiones de jubilados, las asignaciones universales por hijo, el juicio y castigo a los culpables de la criminal dictadura, sumado a una extraordinaria apertura de escuelas, hospitales y viviendas para los sectores mas vulnerables, más otros intereses que de manera espúrea manejaban las siempre "compañías" privatizadoras del modelo neoliberal, estamos ante un escenario dónde no pueden existir confusiones entre los que defienden el proyecto nacional y popular, y aquellos herederos de democracias extraviadas que no cesan de conspirar contra el presente modelo.

La semana pasada, en declaraciones a una masiva concurrencia en la Casa Rosada, tras un magistral y pedagógico discurso, la presidenta Cristina Kirchner concluía el mismo sosteniendo que "el odio y el agravio se los dejamos a ellos".

.
                                                                                                      México, D.F. Febrero 17 de  2015

lunes, 16 de febrero de 2015

CASO NISMAN: LAS RAZONES DE LA OPOSICIÓN

José Miguel Candia

Un año electoral es por naturaleza un año complicado. La oposición lo sabe y esperó con entusiasmo, apenas disimulado, que el país reventara en diciembre de 2014. Los saqueos y choques callejeros entre organizaciones barriales y la policía, eran el acto preparatorio y el caldo de cultivo ideal para poner en marcha una escalada desestabilizadora ante la cual los costos políticos para el gobierno de Cristina Kirchner resultaran catastróficos, casi irreversibles en la perspectiva del proceso electoral que debe culminar en octubre próximo.
Las cosas no resultaron y el año cerró con un clima social relativamente calmo, pese a tratarse de fechas en las que se multiplican las demandas de los sectores populares agrupados en las organizaciones piqueteras. Pero como no hay mal que por bien no venga, el 18 de enero muere en circunstancias más que extrañas, el fiscal encargado de investigar  la causa abierta por el atentado a la AMIA en julio de 1994. El cuerpo del abogado Alberto Nisman fue encontrado con un balazo en la cabeza, en su departamento de Puerto Madero.  Es oportuno recordar que había sido designado para tales funciones, por el ex presidente Néstor Kirchner en 2005 y que recibió para el desempeño de sus funciones, todos los apoyos que requirió durante diez años. Pero – ohh… sorpresa dirían los clásicos – en lugar de enderezar una investigación que de origen se encargaron de malograr quien era presidente en 1994 – Carlos Menem – y el entonces dirigente de la DAIA, Rubén Beraja, el fiscal Nisman sorprendió a la opinión pública con una declaración insólita: solicitaba el enjuiciamiento de la Presidente Cristina Kirchner y del Ministro de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman, por el presunto delito de encubrimiento.
No es el propósito de esta nota discutir o aportar elementos que ayuden a esclarecer el caso para determinar si fue suicidio, homicidio o suicidio inducido. Se sabe públicamente que el fiscal Nisman se reportaba disciplinadamente con la embajada de Estados Unidos y con los servicios de informaciones israelíes y que sostenía, al mismo tiempo,  una aceitada relación con algunos agentes de los organismos de informaciones argentinos, algunos de ellos de pasado indefendible pero asombrosamente activos hasta diciembre del año pasado, cuando la Presidente Cristina dispuso su baja.
Sin embargo, lo que realmente interesa, es la maquinaria de movilización política y mediática que se puso en marcha contra el gobierno. Sectores que solo se movilizan por el precio del dólar, respondieron dóciles a la cargada de los diarios La Nación y Clarín, más las radios y televisoras afines, al igual que un número importante de periódicos de provincia. Desde estos espacios se dedicaron a convencer a la opinión pública de tres argumentos supuestamente determinantes del caso Nisman: a.   Detrás de la muerte del fiscal estaba la mano del Poder Ejecutivo que al igual que en el atentado de París, contra el semanario Charlie Hebdo, responde al accionar violento de agentes iraníes; b. El gobierno kirchnerista “entorpece” la investigación a cambio de un acuerdo comercial y un “memorándum” suscrito con la diplomacia iraní en enero de 2013; c. Existe la decisión oficial de “arrasar” con la autonomía del Poder Judicial en un año de elecciones presidenciales y en vísperas de la postulación de los candidatos que competirán el próximo mes de octubre.
Y este constituye el lado flaco de la oposición conservadora. Hasta este momento las únicas figuras que han levantado la mano, aún con la esperanza de que la campaña de calumnias y mentiras  tuerza las preferencias de los votantes, son Mauricio Macri, Elisa Carrió segunda en la formula, Sergio Massa por el Frente Renovador y en espera de un candidato a “vice” que lo reconcilie con el peronismo. El otro náufrago que dijo “yo” es el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, quien hace gestos esperando que la coalición FA-UNEM, cuyo eje es la Unión Cívica Radical, lo acepte como titular de la formula.
Por parte del gobierno y de la fuerza política que lo sostiene – el Frente para la Victoria – las respuestas han sido un poco tardías y destempladas en relación al tono beligerante que emplea la oposición. Tardó el Partido Justicialista en dar a conocer una declaración pública de apoyo a Cristina y no se sabe hasta el momento de convocatorias de movilización que salgan a disputar la calle a un creciente arco opositor con pocas ideas, es cierto, pero de infinitos recursos económicos y enorme capacidad de manipulación mediática.

Sin provocar ni herir susceptibilidades - el gesto de Jorge Capitanich aporta poco - cabe esperar definiciones más claras de parte del gobierno – no necesariamente de la Presidente Cristina – y una sólida argumentación jurídica que atienda la imputación del fiscal Gerardo Pollicita. Es necesario, además,  la realización de un  acto público que devuelva el control de las calles a los sectores progresistas y del campo popular que se identifican con el proyecto de crecimiento con inclusión, el programa de gobierno que se impulsa desde el año 2003 con el arribo de Néstor Kirchner a la presidencia.