domingo, 9 de noviembre de 2014

ARGENTINA: LA OPOSICIÓN ATACA A UN NIÑO DE 11 AÑOS

Por Carlos Prigollini
El ciclo emancipatorio del Kirchnerismo, a partir del 25 de mayo del 2003, no dejó de ser atacado de manera constante y con gran tenacidad por la derecha vernácula, que lejos de comprometerse a una acción democrática y civilizada, se ha inclinado por denuncias, muchas veces no comprobables, poner palos en la rueda ante cualquier hecho que construya el gobierno, evitar reformas importantes al Poder Judicial, abandonar debates en el seno del Congreso Nacional, sumado a  sucias jugadas desestabilizadoras, que anunciaban "fin de ciclo", promocionaban saqueos y estallidos sociales, y terminaron por apoyar a los fondos buitres, sinónimo de capital especulador y usurero que promovido desde el exterior consiguiera sus parlanchines mediáticos dentro del país.
Pero esta peculiar derecha, apoyada por los grandes medios hegemónicos, no solo no descansa, sino que en aras de intentar una sociedad despolitizada e ignorante, tampoco tarda un segundo en destruir todo tipo de expresión política, más si esta proviene de un niño de 11 años que tenga ideas políticas.
Tal como lo destaca en La Jornada del 5 de noviembre, el periodista José Steinsleger, en su columna titulada De la jauría derechista, el "periodista" Jorge Lanata(mascarón de proa del otrora "progresista" diario Clarín, salpicado hoy con sangre de torturados y desaparecidos de la dictadura militar) causó conmoción al humillar al niño Casey Wander por haber manifestado en una entrevista casual su apoyo al kirchnerismo con precisión y entusiasmo.
Debemos destacar que el travestismo politico de Lanata, va de insultos y exabruptos a "extraños arrepentimientos o mentiras" como el que protagonizara hace unos días ante la diputada Lilita Carrió, cuando desmintiera ante la escandalosa lideresa una versión que el mismo diera el día anterior al anunciar que toda la oposición era para este controvertido personaje un balde de bosta (mierda).  La falta de veracidad y de escrúpulos de este personaje, es un termómetro de acción de practicamente todo el arco opositor. Con buen rating, Lanata se erige en vocero de los grupos hegemónicos y de la clase media urbana despolitizada, que solo pretende un modelo diferente por razones poco políticas con argumentos racistas y en la mayoría de los casos con muy poca conciencia social.
Decirle a un niño de 11 años "no tenés la mas puta idea de lo que estás diciendo" o humillarlo al señalarle que "mejor andá a Disneylandia o a jugar con la play" es lo mismo que decirle que no tiene ningún derecho a hablar de política porque no sabe nada.
El verborrágico y camaleónico periodista de Clarín ofende a un niño de 11 años y a su familia denigrando al menor cuando afirma  "es hijo de Goebbels? tiene algo que ver con el ministro de propaganda de Hitler?".
El bombardeo mediático de aquellos que defendieron dictaduras militares, que con su silencio cómplice avalaron torturas y desaparecidos en la década de los años 70, y fueron cómplices de los economistas que dejaron al país en el default del año 2001, hoy aparecen como opositores de un proyecto nacional y popular, y promueven descaradamente el desentendimiento de la realidad, para en definitiva tener una juventud despolitizada, y continuar con sus mezquinos intereses que enriquezcan sus bolsillos a costa de la pobreza y la falta de educación.  

Ante la ausencia de un partido militar que destituya el gobierno nacional, los políticos de la derecha argentina siguen siendo funcionales a los intereses que representan a través de los medios hegemónicos y periodistas sin escrúpulos como el discriminador Jorge Lanata.

lunes, 20 de octubre de 2014

ARGENTINA: FONDOS BUITRES vs. SOBERANÍA

"Si me pasa algo, no miren al Oriente,
                                                                                                                  miren al Norte".
                                                                                                          CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER
Por Carlos Prigollini
Jean Ziegler es el experto en pesquisas sobre lavado y dictadura, y designado por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU para investigar los fondos especulativos. Hablando claro y sin ningún tipo de hipocresías, Ziegler declaró a un conocido medio argentino, que "los fondos buitres son grupos financieros que constituyen el punto más alto y la quinta esencia del bandidismo bancario. No son fondos de  inversión ni están sujetos a reglamentos internacionales. Son fondos no registrados fuera de la legalidad nacional e internacional."
El experto agregó que es muy probable que detrás de ellos estén la gran banca, como Goldman Sachs o la Unión de Bancos Suizos. "Tal vez quieran presionar sin aparecer, realizando el trabajo sucio, como creadores de las oligarquías financieras, asumiendo la tarea específica de combatir a los Estados soberanos en las reestructuraciones de deuda. Lo han hecho en Grecia, Perú y Congo y hoy se ensañan con Argentina."
No cabe duda que después del pedagógico discurso de la presidente Cristina Kirchner en las Naciones Unidos, dónde entre otros temas abordó de manera clara, valiente y concisa sobre el terrorismo financiero de algunos países que miran hacia el costado mientras practican la peor de las guerras, el mundo latinoamericano se vió consternado no solo por los injustos ataques de los especuladores  que bajo las órdenes del magnate Paul Singer desestabilizan regímenes soberanos sino también  por la   avalancha de pruebas que los mismos periódicos de Estados Unidos presentaron a través del New York Post, dónde figuraban los nombres de los principales políticos que apoyaban a Singer, entre ellos la consultora Albright Gruoup que encabeza la ex secretaria de Estado de Bill Clinton Madeleine Albright  y el secretario de gabinete de George Bush, el cubano-americano Carlos Gutiérrez, conocido por su constante prédica  y  actividad contra la Revolución Cubana, tratando de movilizar a la oposición argentina. Toda esta maquinaria especuladora y perversa se supo apoyar juridicamente en un juez municipal, cuyas facultades mentales están en discusión, como es el caso del juez Thomas Griesa.
Estos buitres de fuera "trabajan" constantemente alentando el arco opositor para desgastar a la presidenta y su gobierno a través de los buitres locales como los medios hegemónicos,(que no cesan en tergiversar la realidad, inventar a diario denuncias contra el gobierno que no llegan a comprobarse, y anunciar el fin de un ciclo) los agroexportadores que paralizan la venta de la soja y por lo tanto deciden no ingresar más de diez mil millones de pesos, ni pagar los impuestos de retención que forman parte del gasto público, sumado a las ventas ilegales del dólar paralelo que intentan una mega devaluación para de esa manera lograr mayores dividendos en sus exportaciones y disminuir considerablemente el salario de los trabajadores, así como también los corruptos sindicalistas Hugo Moyano y Luis Barrionuevo que preanuncian sin parar una serie de estallidos sociales o saqueos en supermercados alentados por sus propios colaboradores. Sin olvidar al encargado de negocios del imperio en Argentina, Kevin Sullivan, diplomático de carrera, que es el vocero del diario Clarín en el reiterado tema sobre el "default" argentino.
Es evidente que estamos en una etapa de constante golpismo por parte de los fondos buitres y aquellos buitres locales que conforman la mayoría del arco opositor, quienes no solo han fracasado durante largas décadas en su intento de gobernar un país más próspero  y soberano, a través de sus clásicas recetas neoliberales, sino que ante la impotencia que sienten por la derrota en las urnas han sido capaces de ir más lejos, apoyando y siendo funcionales a los intereses más espurios que un gobierno nacional y popular pueda enfrentar.
A estos buitres no les interesa en lo mínimo el devenir de los pueblos ni mucho menos el de su gente, solo desean el incremento de sus cuentas bancarias. Por lo tanto se valen de acciones golpistas e ilegales como las arriba mencionadas. . Para pruebas basta un botón, cuándo el líder de la derecha vernácula, el controvertido regente de la ciudad de Buenos Aires,  Mauricio Macri  dice" si Griesa dice que hay que pagar, paguemos sin dar mas vuelta".
En esta difícil y ardua etapa, corresponde que todos los hombres de buena voluntad estrechen filas junto al histórico proyecto que encabeza la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, no solo por el bien de los argentinos sino también por el futuro de todo América Latina.

miércoles, 10 de septiembre de 2014

BANCOS PRIVADOS OBLIGADOS A OTORGAR CRÉDITO.


Por Juan Carlos Zeppa

La medida fue anunciada en días pasados por Cristina Fernández de Kirchner.  “Para sostener la inversión no solo necesitamos que esté presente la banca pública. Por eso le vamos a pedir a un grupo de bancos que en un año hagan lo que en cuatro años y medio hizo el Banco Nación por los trabajadores y empresarios argentinos”

A partir de la instrumentación de la medida que haga el Banco Central, los bancos privados estarán obligados  a otorgar créditos para inversión por el equivalente al cinco por ciento de sus depósitos. Así el sector bancario deberá movilizar 15,000 millones de pesos dirigidos a créditos para la inversión productiva, a una tasa fija máxima de 15% anual y a un plazo de tres años como mínimo.

De esos créditos el 50% deberán estar dirigidos a las PYMES (pequeñas y medianas empresas) las que han estado históricamente excluidas del sistema financiero y obligadas a buscar financiamiento en las “cuevas”  mediante la entrega de cheques diferidos y pagando tasas de interés de hasta un 7% mensual, que capitalizada representa el 125% anual.

“No me vengan con el cuento que nadie les va a pedir crédito. El problema de la falta de crédito para la inversión es la oferta de los bancos. Si los bancos ponen condiciones y tasas para que no les venga a pedir nadie, eso es lo que va a pasar: El Banco Central les va a establecer las condiciones con la que tienen que lanzar los préstamos para la producción”, expresó Cristina Fernández de Kirchner.

La Argentina cuenta con un sistema financiero sólido, sin embargo  la magnitud crédito apenas rebasa la sexta parte del Producto Interno Bruto, lo que representa niveles muy escasos si se compara con la región. Además, este financiamiento está dirigido, en su mayor parte,  a créditos al consumo para la compra de automóviles, electrodomésticos, viajes y al financiamiento al comercio exterior. Las empresas pequeñas y medianas que voluntariamente se acerquen a un banco a pedir financiamiento para la producción son rechazadas con el argumento de que “no son sujetos de crédito”.  Prestarle  dinero a ellos no es negocio de los bancos.  Eso sí, los bancos están más que prestos a dar crédito para solventar los requerimientos financieros de los grandes corporativos, de los cuales son socios.

En el esquema de préstamos obligatorios a la producción anunciado por la presidenta participarán 31 bancos públicos y privados: 20 bancos que superan el 1% de los depósitos totales del sistema y once más que son los agentes financieros de las provincias. Entre los 31 bancos contamos al Banco Nación, Provincia, Santander Río, Galicia, Francés, Macro, HSBC, Credicoop, Patagonia, City, Ciudad, Standard, Supervielle, Itaú, Hipotecario y los bancos de las provincias de Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, La Pampa, Chubut, Chaco, San Juan, Tucumán, Neuquén, Santa Cruz, Santiago del Estero, Corrientes, Tierra del Fuego, Formosa y La Rioja.

Estos bancos tendrán un plazo de seis meses para colocar los préstamos cuando se trate de proyectos para adquirir bienes de capital y un año para iniciativas más complejas. Con esta medida se busca que sean los propios bancos quienes oferten y salgan a buscar clientes para la colocación de los créditos dirigidos a la producción.

Estas medidas anunciadas por el ejecutivo tienen una serie de aristas muy importantes que aportan a la profundización del modelo de crecimiento con equidad emprendido desde 2003 por el gobierno de Néstor Kirchner y continuado por el de Cristina Fernández de Kirchner.

1.         Muestra claramente el sentido de la reforma a la Carta Orgánica del Banco Central, recientemente modificada para convertir a esa institución en un instrumento coadyuvante con los objetivos de crecimiento económico con equidad y dentro del marco de un abanico de medidas de política económica anti – neoliberales.
La medida está contemplada en la nueva Carta Orgánica del BCRA entre sus nuevas atribuciones – artículos 4 y 14 – en los que se expresa la posibilidad de regular condiciones de los préstamos del sistema bancario: extender plazos, fijar techos para las tasas de interés, orientar el destino del crédito hacia cualquier sector productivo o región y limitar las comisiones y los cargos. Bien, los pasos concretos han comenzado a darse.

2.         Constituye un instrumento de políticas anti cíclicas frente a  la crisis que afecta a los mercados internacionales.  Los créditos a los sectores productivos nacionales y entre ellos a las pequeñas y medianas empresas se convertirán en inductores de la demanda y generarán crecimiento de la producción y el empleo. Cabe destacar aquí la enorme  diferencia con las medidas anti cíclicas neoliberales recomendadas por el FMI e implementadas por numerosos gobiernos  consistentes en programas de ajustes que congelan la economía con sus consecuencias negativas sobre el empleo y el bienestar de la mayor parte de la población y que a su vez se convierten en poderosos instrumentos para la reconcentración del capital en manos de los grandes corporativos.

En cuanto a su contenido anti cíclico la medida de obligar a los bancos a prestar a los sectores productivos para que inviertan, va de la mano con la política acordada con Brasil y el resto del Mercosur de aumentar, dentro de los límites permitidos por la Organización Mundial del Comercio,  los aranceles de importación de una canasta de productos en previsión de que, ante la crisis, los países altamente desarrollados nos “encajen” todos los sobrantes que no puedan colocar en sus mercados internos.  Los campeones del libre comercio adoptan para sí medidas proteccionistas pero critican e incluso penalizan a quienes se protegen.

En la Argentina las cosas son diferentes: como medida anti cíclica el gobierno democrático y popular defiende a sus sectores productivos y fomenta la producción y el empleo.

3.         Es un paso más, en nuestra opinión muy importante y dentro de los muchos que hay que dar,  hacia la democratización de la estructura productiva del país y la redistribución progresiva del ingreso. La profundización de estas medidas crediticias menguan el poder del oligopolio financiero y  propician el desarrollo de un gran número de pequeñas y medianas empresas que, si bien no constituyen la mayor parte de la producción del país, son los más importantes generadores de empleos.  











ACERCA DE LA NUEVA CARTA ORGÁNICA DEL BANCO CENTRAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA

Por Juan Carlos Zeppa

Los bancos centrales de los países son entidades públicas que son los  responsables de la política monetaria.

En la actualidad,  en una gran cantidad de países son autónomos a independientes de los gobiernos. Como ejemplo puede citarse a la Reserva Federal de Los Estados Unidos y  al Banco Central Europeo entre muchos otros. En las dos últimas décadas y con el advenimiento de  las políticas económicas neoliberales, los Bancos Centrales de muchos países de desarrollo intermedio adoptaron este  modelo  de autonomía e independencia.

La autonomía e independencia de los Bancos Centrales no es en sí algo positivo o negativo. El principal problema  radica en que bajo este esquema muchos  Bancos Centrales se convierten en guardianes del buen funcionamiento del sistema económico neoliberal.  Sus funciones se agotan  en el controlar  la inflación, el manejo de las tasas de interés y  del circulante monetario, cuidar la estabilidad cambiaria y  propiciar la estabilidad del sistema financiero. Aunque en sus cartas orgánicas aparecen las palabras crecimiento económico y empleo, en realidad muy poco o nada  hacen en función de estos objetivos.

Así los Bancos Centrales que funcionan basados en este modelo -  propiciado y bendecido por el FMI -  y basados  en los axiomas de DEJAR HACER, DEJAR PASAR, que hace más de dos siglos consagró el liberalismo, se dedican a cuidar el buen funcionamiento del sistema neo liberal. Solo velan por el buen funcionamiento de un sistema económico que concentra la riqueza en manos de unos pocos banqueros y corporativos  y distribuye la pobreza y la indigencia entre millones de hogares e individuos.  En realidad de independientes solo tienen el nombre.

En la República la Argentina el Poder Legislativo convirtió en ley la iniciativa del Poder Ejecutivo para modificar la Carta Orgánica del Banco Central. Hasta entonces esta entidad se regía por la reforma que introdujo en 1992 el ex ministro Cavallo.  A partir del 6 de abril de 2012 entró en vigencia la nueva Carta Orgánica del Banco Central de la República Argentina.  En ella se expresa que “en esta nueva carta se recuperan los objetivos que, desde su creación en 1935 y hasta 1992, siempre habían formado parte del mandato del BCRA” 

Si bien a partir del gobierno de Néstor Kirchner y en lo que va de la administraciones de Cristina Fernández el Banco Central de la República Argentina acompañó  el proceso de crecimiento económico en la medida que su normativa se lo permitía, el esquema de un Banco Central neoliberal diseñado por Caballo no dejaba de ser una camisa de fuerza que constreñía el proceso de crecimiento económico y su continuidad.

Un ligero repaso a la información estadística  servirá de marco para entender mejor el contenido de la reforma a la carta del BCRA.  En la Argentina, desde el año 2003, con los Gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández se ha dado un proceso de crecimiento económico y redistribución del ingreso sin precedentes en el país, en América Latina  y en el mundo. Un análisis comparativo sobre el crecimiento económico y la evolución de la pobreza en varios países latinoamericanos lo muestra claramente.


Según el Fondo Monetario Internacional y la CEPAL, entre los años 2003 y 2011, el Producto Interno Bruto en países de Latinoamérica tuvo las siguientes variaciones acumuladas:


Por su parte la CEPAL en su reporte sobre el Panorama Social de América Latina en 2011, analiza la evolución de la pobreza y la indigencia en varios países latinoamericanos alrededor de los años 2002, 2009 y 2010. Cabe citar la evolución de estos dramas sociales en algunos países de nuestro continente:


Los cuadros hablan por sí mismos: En la República Argentina, entre los años  2003 a 2010,  el Producto Interno bruto creció en 95.5%  mientras que entre 2002 y 2010  la pobreza disminuyó del 45.4% de la población  al 8.6% y la indigencia del 20.9% al 2.8%.

A este proceso de crecimiento económico con redistribución de la riqueza y a su continuidad  es que se refiere la nueva carta orgánica del banco central cuando cambia el Artículo 3 de la anterior diseñada por Cavallo.

El cambio quedó plasmado en el reemplazo del cartel que en 1992 hizo poner el ex ministro en una pared del edificio del Banco Central.  El cartel de Cavallo  decía: “ ES MISIÓN PRIMARIA Y FUNDAMENTAL DEL BCRA   PRESERVAR EL VALOR DE LA MONEDA” el  nuevo dice: “ EL BANCO TIENE POR FINALIDAD PROMOVER, EN LA MEDIDA DE SUS FACULTADES Y EN EL MARCO DE LAS POLÍTICAS ESTABLECIDAS POR EL GOBIERNO NACIONAL, LA ESTABILIDAD MONETARIA, LA ESTABILIDAD FINANCIERA, EL EMPLEO Y EL DESARROLLO ECONÓMICO CON EQUIDAD SOCIAL”.

Este objetivo prioritario del Banco Central de la República Argentina  se plasma en una serie de instrumentos de política económica que la nueva carta orgánica otorga a la entidad para que  promueva el crédito al sistema productivo y en especial el crédito a largo plazo a las pequeñas y medianas empresas, para que vigile las tasas de interés y el buen uso de los recursos que haga el sistema financiero, para que vigile  los cargos que los bancos hacen a sus usuarios y para que, en caso de ser necesario, adelante fondos al Tesoro para que el Gobierno pueda instrumentar políticas anti cíclicas que promuevan la producción y el empleo  en momentos en que se presenten crisis internacionales u otras emergencias .

La nueva carta orgánica del Banco Central de la República Argentina pone a la institución al servicio de las necesidades sociales y del desarrollo económico con equidad social. En eso radica su diferencia con otros Bancos Centrales neoliberales que ponen a la sociedad al servicio  de una falsa estabilidad que solo beneficia a los grandes conglomerados financieros.

 La mayor garantía de estabilidad económica  está basada en el desarrollo de un vigoroso mercado interno  con equidad social donde no haya pobreza y donde los consumidores tengan el ingreso suficiente para solventar sus necesidades y puedan contar con un excedente para ahorrar.


               

                                              
                              












lunes, 25 de agosto de 2014

ARGENTINA: PORQUÉ NUNCA SE PODRÁ CUMPLIR CON LA SENTENCIA DE LA INQUISICIÓN DE NUEVA YORK

Por Bruno Van Cauwelaert
Pasan los días, semanas y meses y solo se reiteran los mismos conceptos parciales o falaces acerca del la aberrante decisión judicial de un juez municipal de Nueva York, pretendiendo tener derechos sobre decisiones exclusivamente soberanas de un pais, en este caso Argentina y actuando de manera idéntica a aquella de los inquisidores, en este caso no en nombre de Dios, sino en nombre de la Avaricia, Codicia, Avidez, Mezquindad, Egoísmo, Rapacidad, Tacañería, Cicatería, Roñosería, Usura, Ruindad, Miseria, Sordidez, o como quieran definirlo.
A esta altura es evidente que la demanda presentada por el 1% de poseedores de bonos de deuda Argentina, no tuvo como fin solo cobrar sus bonos con una plusvalía irracional desde cualquier punto de vista económico, sino buscar que nunca más un país, cualquiera sea, pretenda renegociar su deuda proponiendo una quita o reducción. Digo desde cualquier punto de vista económico y no financiero, porque desde el punto de vista financiero la economía no tiene nada que ver con esto de las deudas, ni de beneficios, ni consecuencias sociales, ni empresariales,… bueno, pero esto es otra historia.
A lo que iba es que los fondos demandantes o buitres y el juez o inquisidor municipal, sabían que su reclamo o demanda es de imposible cumplimiento por parte de Argentina, porque de cumplir con las condiciones de ese pago, automáticamente tendría que pagar en esas mismas condiciones al otro 6% que no entró en el canje o renegociación y se le sumaría inevitablemente un reclamo judicial, ahora sí en varios países, por parte del 93% que aceptó negociar con una quita de valor promedio del 50%.
Estos juicios se declararían en Londres, Luxemburgo, Bruselas, Tokio, nuevamente Nueva York y también en Buenos Aires, con demandantes renegando de la quita del 50% ya aceptada y exigiendo el pago de contado de esa diferencia, es decir, ser resarcidos en las mismas condiciones fijadas por el inquisidor municipal a favor de los fondos buitres, pero, aplicándose ahora sí con justicia el criterio de “pari passu” (implica que es justo dar las mismas condiciones de cobro en igualdad o idéntica condiciones para todos).
Algunos dicen que por contrato esta posibilidad desaparece a partir de fin de año, pero eso es falso o engañoso, porque por contrato no aplicará, pero por criterios de justicia en todas y cada una de las jurisdicciones mencionadas se aceptará el reclamo y Argentina no tendrá posibilidad de defensa alguna y no le quedará más opción que pagar, afectando así a su desarrollo económico, perdiendo toda posibilidad de mejoramiento de condiciones de vida o calidad de vida o posibilidad de disminuir la desigualdad.
Caerá en condiciones económicas peores a las existentes en la crisis del 2001, debiendo detener proyectos productivos, de infraestructura y de contenido social, provocando así las condiciones para dramáticos estallidos sociales que, conociendo los antecedentes, terminarán por imponer por enésima vez algún tipo de gobierno reprimiendo violentamente esos que ahora sí, serán justos reclamos sociales imparables.
No sé como se resolverá esta situación, si, de haber una declaración de desacato (que hasta hoy ese inquisidor no se animó a declarar) con una casi imposible (por las condiciones internacionales actuales) invasión de USA a Argentina, si tratarán de generar embargos judicialmente insostenibles o si se logrará terminar en alguna negociación con mínima racionalidad económica.

Lo único que doy por cierto es la imposibilidad por parte de Argentina de responder favorablemente a la decisión tomada por el inquisidor municipal de Nueva York, excepto si algún nuevo o futuro gobernante aceptase hacerse cargo de una dramática destrucción económica del país. Por declaraciones publicadas, lamentablemente, pareciese que hay unos cuantos.

lunes, 11 de agosto de 2014

ARGENTINA: ENTRE EL ODIO Y LOS BUITRES






Por Carlos Prigollini, integrante del Grupo de Apoyo del Frente para la Victoria de Argentina en México.

La pasada dictadura militar, la democracia restringida de Alfonsín y las presidencias corruptas de Carlos Menem y Fernando De la Rúa, dejaron a la Argentina en un estado de terapia intensiva tanto en lo político como en el plano económico y social. 

La crisis argentina vivió su peor momento a finales del 2001, cuando los grandes inversionistas retiraron sus depósitos de los bancos, colapsando el sistema bancario por la fuga de capitales, llegando al drama del corralito, que no permitía devolver a los ahorradores sus inversiones, y dejando un triste saldo de encarcelados, heridos, muertos y saqueos de comercios. Los artífices de esta política económica, de la mano del dúo Menem - Cavallo se fueron resguardando en diferentes sectores de oposición al actual gobierno nacional.

Fue a partir del 25 de mayo del 2003 con el ascenso a la presidencia de Néstor Kirchner, que el país recobró su cauce gracias a un presidente que demostró con audacia y valentía la negativa de su país de asumir compromisos ilegítimos con los organismos multilaterales y sus acreedores. El santacruceño demandó una quita de la deuda externa , ampliación de plazos y entabló una exitosa restructuración  de los principales pasivos de la quebrada economía nacional. A tal punto llegó su intento de persuasión al resto del mundo, que logró la participación del 92%  de los acreedores al reabrirse el canje en el año 2010.

El restante 8% son los fondos buitres que esperaron el tiempo suficiente para iniciar el reclamo de pagos con intereses de más del 1600% a través de un juez afin, aunque dicho juez no esté al cien por ciento de sus facultades mentales, tal como lo evidencian varios periodistas que conocen al célebre Thomas Griesa.

A través de una nueva creación de las normas jurídicas, los buitres establecieron su propio derecho al amparo de una economía neoliberal que desampara a los estados de la inmumnidad y la soberanía necesaria para de esta manera igualar a una nación con los sujetos privados,  cuya representación en este caso, está a cargo del tristemente conocido magnate Paul Singer, los cuáles se dedican a especular y transgredir los derechos legales de un país en aras de la socavar sus finanzas y lograr sus objetivos con  la falsedad de argumentos que acompañan ciertos medios, pagados por supuesto.

El neoliberalismo buitre de hoy fue completado en el interior de Argentina a través de los medios hegemónicos, los periodistas alquilados por é​stos, que no só​lo se han encargado de poner palos en la rueda a toda la gestión de la actual administración kirchnerista, sino que continúan en su función de depredadores sociales criticando sin medir las consecuencias, absolutamente todas las acciones de la presidenta y su min​is​tro de economía, Axel Kiccillof. Son los mismos medios, fracasados políticos y gurúes económicos que desataron la crisis del 2001 y hoy siguen hablando y mintiendo en la televisión privada sobre  leyes de convertibilidad y que hay que pagar lo que dice el sospechado juez de Nueva York.

Cuándo se observa el pueril y vergonzoso acto declarativo de políticos y periodistas del abanico opositor, da la sensación que el odio ha sido instalado en la República Argentina, ya que cualquier mente medianamente lúcida, aprueba la excelente y valiente gestión de la presidenta Cristina Fernández de no pagar a estos especuladores. Hacerlo hipotecaría definitivamente el país por varias generaciones.

Muchos medios opositores al actual gobierno han afirmado su apoyo al manejo de la deuda por parte de Kicillof, incluyendo el periodista del Miami Herald Andrés Oppenheimer, o el prestigioso Wall Street Journal, lo que demuestra que pocas causas han logrado el respaldo tan generalizado e internacional que goza hoy la Argentina en su pelea contra el capitalismo especulador.

Sin embargo y a pesar del consenso internacional, la patética oposición insiste en frases hechas y fuera de lugar como "la malvinización de los fondos buitres" o lugares comunes como que "si el juez dice que hay que pagar, debemos pagar" (caso Macri, Carrió,  Patricia Bullrich o el camaleónico Jorge Lanata, entre otros) siempre en la búsqueda del afán de protagonismo que genera sus ansias de votos o de reflectores.

Má​s allá del patriotismo demostrado por Cristina Kirchner, cabe la pregunta si los buitres internos, que se compaginan perfectamente con la cabeza m​á​s hostil y violenta de la ultraderecha gringa como es el Tea Party, y los fondos Elliot Management de Paul Singer, son verdaderos políticos o más bien un grupo enfermo de odio.



domingo, 20 de julio de 2014

ARGENTINA: EL DÍA DESPUÉS




"Si un equipo queda en la memoria de la gente, es que ha ganado de verdad. Lo otro es un trofeo de vitrina"
                                                                           SANTIAGO SEGUROLA


Por Carlos Prigollini
Es obvio que el mundo del fútbol fue invadido desde hace tiempo por el negocio sin escrúpulos y como consecuencia de ello la podredumbre y la vorágine que forman parte del capitalismo globalizado se adueñaron del mas popular de los deportes. 
Brasil 2014 no fue la excepción cuando la FIFA -encargada de administrar la mercancía mas valiosa de la industria cultural- se adueñó de más de 4 mil millones de dólares, mientras que el campeón Alemania se llevó 35 millones de dólares.

El subcampeón, Argentina se llevó la cantidad de 25 millones de dólares y es hora de preguntarse quién fiscaliza los movimientos de dinero del señor Blatter, así como también los del vicepresidente de FIFA, hoy presidente de AFA - receptores de esa cantidad de dinero- el eterno y cada día mas discutido Julio Grondona. 

Se suma a ello que la gran cantidad de público que se reunió en el céntrico obelisco de Buenos Aires para festejar a sus ídolos no pudo encontrarse con su Selección, por los desmanes producidos con total premeditación por los barras bravas de Chacarita, Independiente y Nueva Chicago, en combinación con la "vista gorda" de la Policía Metropolitana que dirige el regente de la ciudad, el conservador Mauricio Macri. Si analizamos que los vándalos que pertenecen a estos clubes padecen la "conducción" de sindicalistas de dudosa y triste trayectoria, hoy devenidos en opositores al gobierno de Cristina Kirchner,  como los señores Barrionuevo, Moyano y Venegas, podríamos decir que toda vinculación con ellos sería ¿una mera coincidencia?

El periodismo mediático se encargó de seguir echando tierra sobre el gobierno de la Nación y aprovechó los incidentes para tergiversar las noticias, en coherencia con su pasado inmediato. De la misma manera criticaron al técnico nacional Alejandro Sabella por su filiación peronista y su empatía con el gobierno Kirchnerista, a través de sórdidas conversaciones dónde evidenciaban un sesgo tendencioso en el aspecto político y una ignorancia supina en lo futbolístico. Escuchar al show-man de la derecha Jorge Lanatta, criticando a Sabella y a la Selección Nacional daba vergüenza ajena, mucho mas cuando los que lo rodearon en un pasado no tan lejano saben que el tipo jamás le pegó a una pelota de fútbol. De igual manera se pronunciaron en su clara visión anti-Sabella los medios hegemónicos a través de sus alquilados periodistas deportivos. Una vez mas el periodismo deportivo evidenció las razones de por qué muchos consideran a ese sector como el segmento mas atrasado de un periódico o de una determinada programación, pero lo mas triste es observar como los medios hegemónicos en una acción vil y oportunista, que evidenció que a todas luces estos sucesos estaban armados de antemano, no dejaron de lado la tan mentada mezcla entre fútbol y política, cuando la población salía de fiesta a convivir con sus jugadores.

Más allá del fracaso futbolístico del país anfitrión, de la excesiva prepotencia e irregularidades cometidas por los propios miembros de la mancillada FIFA, sumado al pésimo arbitraje en la mayoría de los juegos, debemos destacar que Brasil 2014 quedará en la memoria de los aficionados como uno de los mejores Mundiales de fútbol de la historia.
En síntesis, el fútbol no tiene la culpa.

lunes, 16 de junio de 2014

ARGENTINA: EL DÍA QUE EL FÚTBOL DERROTÓ A LAS CORPORACIONES


Por Carlos Prigollini
La TV pública argentina registró uno de los más grandes ratings, 40 puntos, de la historia de la televisión. Dicho acontecimiento despertó la ira de los grandes medios opositores, como La Nación y Clarín, quienes no conforme con la satanización del juicio que se realiza al vicepresidente Amado Bodou, descargaron artillería pesada contra el  técnico de la Selección Nacional Alejandro Sabella sosteniendo que el" plantel está dividido " y que hay "peleas entre los jugadores que el técnico no puede controlar"
Estos ataques que jamás han podido ser verificados, tienen su raíz en el reconocimiento que hizo el Director Técnico semanas pasadas sobre su militancia setentera y la reivindicación de la política actual, asi como también el reconocimiento de la Juventud Peronista.
También la octogenaria conductora Mirtha Legrand - de clara tendencia ultra conservadora - dedicó espacio a la ex novia de Diego Maradona, Rocio Oliva quién declaró sobre la conducta agresiva e indecorosa del ex jugador, que es hostilizado permanentemente por los medios hegemónicos a raíz de su declarada admiración al Comandante Hugo Chávez y su adhesión a la presidenta Cristina Kirchner, tal como lo hiciera en su espacio televisivo de la cadena venezolana TeleSur.
Sin duda, que el fútbol no solo representa la gran pasión de los argentinos, sino que esta vez se transmite sin distinción alguna a todos los rincones del país de manera gratuita, cuándo antes era TV codificada, pagada con anticipación y sólo se permitían ver los goles de los principales partidos hasta la noche del domingo. Fútbol para todos es una creación de la actual administración kirchnerista y permite llegar a los sectores más pobres y humildes, incluso a través de cadenas repetidoras que hoy maneja el Estado, cuándo en el pasado eran propiedad del grupo oligopólico Clarín.
Es cierto que el Mundial de Brasil despierta pasiones en un país tan futbolero como Argentina, pero también sirve destacar que los medios que hoy censuran al técnico nacional y a un ícono como Maradona, son los mismos que en el pasado Mundial de Argentina en 1978, en plena dictadura militar, destacaron "la paz y la concordia en que se desarrolla la fiesta futbolística mas grande, prueba que los argentinos somos derechos y humanos". Los mismos medios que utilizaron al fútbol para perpetuar un régimen asesino, que callaron las atrocidades cometidas y la corrupción imperante tanto en la dictadura como en el menemismo, que solaparon un proyecto económico de saqueo y de aniquilamiento opositor, hoy desatan su furia contra un gobierno constitucional, nacional y popular con falsas acusaciones como que la transmisión gratuita de los partidos de fútbol es "política de circo y demagogia". Sus informaciones sesgadas y anti-gobierno llegan al extremo del exabrupto cuándo uno de los principales periodistas del contradictorio abanico opositor expresa por Radio Mitre (emisora del Grupo Clarín) "que lástima por Sabella, yo pensé que era un buen tipo, pero resultó ser kirchnerista".
Mas allá del sesgado y desigual análisis de los mercenarios mediáticos, es obvio que durante este mes el fútbol derrota ampliamente a las corporaciones, de ahí sus mentiras y represalias.

miércoles, 28 de mayo de 2014

25 DE MAYO; RATIFICACIONES Y PERSPECTIVAS



Por José Miguel Candia
Los festejos por el 204 aniversario de la Revolución de Mayo, mostraron al gobierno de la Presidente Cristina Kirchner en el centro del espacio político nacional. El discurso de la mandataria pivoteó sobre la ratificación de tres aspectos políticos sustantivos. En primer lugar, la Jefa del Estado fue la oradora única en un acto multitudinario en la Plaza de Mayo, gesto claro de autoridad institucional y liderazgo político ante quienes se apresuraron a decretar su declive como líder natural del proceso iniciado el 25 de Mayo de 2003, con la llegada de Néstor Kirchner a la presidencia de la república.
En segundo aspecto de su discurso – el de la unidad nacional -  es de especial relevancia política en momentos que arrecia la campaña de desprestigio contra su gobierno. La derecha política, y cierta intelectualidad formada por “conversos” de la izquierda, sigue sembrando cizaña con el argumento, archi-reiterado por el arco opositor, acerca de la “división” de los argentinos y el riesgo del posible hundimiento del ciclo democrático que inició en diciembre de 1983.
Un tercer elemento relevante de su discurso es retomar algunos de los argumentos de la Iglesia – expresados en la ceremonia religiosa celebrada el mismo día 25 por la mañana – acerca de la necesidad de promover el diálogo entre todos los sectores políticos. La Presidente Cristina tuvo respuestas para todos en un discurso que no superó los 30 minutos.
Volvamos al primer dato que señalamos, el hecho de haber ocupado el templete en calidad de oradora única y líder  indiscutida del movimiento popular, le permite recuperar el espacio que debe conservar hasta el último día de su mandato y desmentir, con su presencia, la campaña de rumores y chicanas acerca de su presunto declive político y del “extraño” abandono del espacio público. Recordemos que durante la mitad de diciembre 2013 y parte de enero de 2014, por problemas de salud, no pudo estar frente a los medios ni en eventos en las plazas ni estadios, como suele hacerlo cuando inaugura obras de interés social. Este contratiempo de carácter personal, coincidió con la oportuna decisión de abrir un mayor espacio al juego público de los integrantes del gabinete. Este dato fue casi ignorado por la prensa opositora que festinó el declive político de la figura presidencial y la posible anticipación de las elecciones presidenciales “por incapacidad y/o acefalia” de la titular del Poder Ejecutivo.
Con respecto al tema de la unidad nacional fue terminante y fijó los límites a partir de los cuales está dispuesta a negociar con la oposición. No habrá “unidad nacional” en abstracto, no se trata de impulsar consignas huecas ni acuerdos carentes de propuestas o que busquen, de manera encubierta,  el regreso a las políticas neoliberales. Los ejes sobre los cuales se apoya su programa de gobierno están fuera de todo cuestionamiento, el apoyo a las familias de bajos ingresos, a los jubilados y pensionados, la recuperación por parte del Estado del manejo de los fondos de las obras sociales, los subsidios a los jóvenes que desean concluir su ciclo escolar, los planes de vivienda y de salud, en síntesis lo que se conoce como el “programa de gobierno con desarrollo e inclusión social”, está fuera de discusión.
Y cabe señalar que la advertencia tenía dobles destinatarios: la oposición conservadora que busca en la candidatura de Sergio Massa la cara amable de una derecha moderna, estilo  Capriles en Venezuela o Zuluaga en Colombia,  y algunas de las expresiones internas del Frente para la Victoria que con rostro de “yo no fui”,  procuran tejer alianzas por debajo del agua con los grandes grupos corporativos y los medios de prensa que los representan.
El otro componente significativo de su discurso fue retomar el mensaje de la Iglesia acerca del diálogo, en momentos en los cuales el clero conservador procura sembrar discordias entre el Estado Argentino y el Vaticano. El episodio de la presunta “adulteración” del mensaje que el papa Francisco le envió a la Presidente es una evidencia grave del manejo conspirativo del arco opositor y del apoyo que ciertos poderes fácticos le ofrecen a esos sectores.

Este 25 de Mayo fue más que un festejo patrio, la Presidente Cristina recuperó un espacio político del cual la oposición creyó haberse adueñado y estableció los límites a partir de los cuales su gobierno está dispuesto a discutir un pacto de “unidad nacional”, con contenido y bases sólidas en cuanto al respeto de las políticas sostenidas desde el año 2003. Y para los amigos y aliados del Frente para la Victoria dejó una sutil advertencia, que cada quien sabrá interpretar y ponerse el saco si cree que es de su medida. También tendrán que estar dispuestos a asumir su responsabilidad histórica, si una vez alcanzada la candidatura para el 2015, los actos desmienten sus palabras.

jueves, 8 de mayo de 2014

¿QUÉ PAÍS QUEREMOS?

Néstor S. Medina

“Tengo mi propia visión del optimismo. Si no puedo cruzar una puerta, cruzaré otra o haré otra puerta. Algo maravilloso vendrá, no importa lo oscuro que esté el presente”.
                                                                                                                              Rabindranath Tagore

Cuando este texto vea la luz, el proceso electoral que culminará con la elección de un nuevo presidente en 2015 en Argentina, probablemente esté más que tibio. Así será por todo lo que está en juego, como siempre, pero con la posibilidad de que un candidato que represente una alternancia al proyecto actual del Gobierno nacional, llegue con un nuevo o viejo modelo, con lo que ello implicaría.
Si damos un vistazo al mapa político latinoamericano, nos encontramos con un panorama sin precedentes, en lo que a cercanías ideológicas se refiere (ciertamente con matices), entre la mayoría de los gobernantes de nuestra patria grande latinoamericana. Vamos clavando banderitas desde la Antártida al río Bravo, supuesto límite de Nuestra América teniendo en cuenta que México se considera norteamericano por su asociación con EU y Canadá.
Banderitas en manos, veamos: Argentina tiene un gobierno progresista; Brasil y Uruguay están liderados por mandatarios surgidos de la guerrilla igual que El Salvador, Nicaragua y Cuba entre otros. Bolivia, Ecuador y Venezuela andan en la misma sintonía ideológica. En Paraguay y Perú el rumbo es aún incierto, aunque no de derecha. En Centroamérica hay varios países que han virado hacia propuestas similares a las anteriores. Y, en lo que concierne al proceso colombiano, está menos influido por Washington que con Uribe.

lunes, 28 de abril de 2014

EL FpV EN LA PERSPECTIVA DEL 2015

Por José Miguel Candia

De aquí en más cada acto de gobierno y cada movimiento de ajuste que haga el gobierno de la Presidente Cristina Kirchner en la operación de las políticas públicas, tendrá un rebote inevitable en el proceso que culminará con las elecciones nacionales del próximo año.

Ya puede detectarse un “testeo” que se tradujo en dos hechos de indudable perfil provocador, la huelga del pasado 10 de abril, convocada por los sectores sindicales que responden a Hugo Moyano y Luis Barrionuevo y la constitución, en un acto público cargado de “buenas maneras” y cortesías,  de la alianza multipartidaria Frente Amplio-UNEN. Poco importa que los dos dirigentes promotores del paro sean líderes de pésimos antecedentes, lo que cuenta en la coyuntura es el buen olfato para  percibir el humor social y capitalizar la inconformidad de las franjas de la población que se muestran más sensibles a  dos temas de marcada presencia en el quehacer cotidiano: el repunte inflacionario que despuntó durante 2013 y que parece no ceder, y el golpeteo sostenido de la violencia social que afecta y preocupa a las capas medias.

Hay una ofensiva de tipo ideológico-cultural que no debe soslayarse, las usinas  que le dan soporte al relato opositor se alimentan de dos vertientes principales: los postulados claramente neoliberales y anti-k que expresan los grandes grupos empresariales y las cadenas de medios que les son afines y los enunciados que provienen de la izquierda académica tributaria del pensamiento socialdemócrata y antiperonista. Desde estos reductos se le da forma y consistencia a un discurso que rescata los peores argumentos del antiguo anti-peronismo más los instrumentos teóricos que el pensamiento social adoptó con el derrumbe del “socialismo real”. No deja de sorprender que antiguos ideólogos del “guevarismo”, del “maoísmo” o de la izquierda insurreccional hayan adoptado un súbito amor por las instituciones – que siempre despreciaron - y por la libertad de expresión, para defender a diarios como La Nación y Clarín, y  coincidan en señalar que el gobierno de Cristina es un engendro  autoritario, intolerante y manipulador de la voluntad popular.

Desde esta lectura y frente a esta combinación amenazante de “chavismo” y peronismo, es poco lo que se puede rescatar de las acciones de apoyo que se han impulsado, en los últimos diez años, con el fin de  defender el empleo, el ingreso de los trabajadores y el consumo. No sabemos si el arco opositor, por derecha y por izquierda, se enteró que según estimaciones de consultoras privadas, libres de toda sospecha de simpatía “K”, han señalado que el salario actual es 90% más alto que en 2003 y que el desempleo bajó de casi el 25% durante ese mismo año al 7%, según las encuestas del primer trimestre de 2014.

Pero la política y la expresión de la misma mediante el voto, no responden de manera lineal a los indicadores económicos, por relevantes que estos sean. Amplios segmentos de la sociedad mutan de bando o definen sus simpatías por razones coyunturales y asuntos del momento. El Gobierno K debe permanecer alerta al efecto nocivo de la inseguridad y del costo de  los productos que forman la canasta básica. Aunque la oposición no lo diga con todas las palabras, estos dos factores son los caballitos de batalla sobre los que cabalga la coalición FA-UNEN que acaba de lanzarse públicamente. Estamos en presencia de un acuerdo de conservadores y “progresistas” – solo falta negociar el ingreso del PRO de Mauricio Macri - cuyo único punto en común es generar una plataforma electoral con el fin de desplazar al régimen “populista” el próximo año.

El Frente para la Victoria, soporte político del gobierno de Cristina Kirchner, tiene que abrir ya el proceso de preselección de su candidato sin perder la buena administración de los asuntos públicos. La tarea no es fácil y en este sentido la oposición que no rinde cuentas, tiene ciertas ventajas. Para que el proceso interno del FpV tome un buen cauce habrá que armonizar la interna del Partido Justicialista y la consolidación del espectro “K” que proviene de otras vertientes políticas, en particular los aportes que se originan en las agrupaciones de izquierda. El FpV debe ofrecer espacio para todas las corrientes que coincidan en la defensa del programa nacional y popular que con esfuerzo y compromiso militante se sostiene desde el 2003.


El proceso que le permita al gobierno acotar  la ofensiva interna de los grupos corporativos y sus repetidoras mediáticas, mientras se negocia una salida honorable con los fondos buitres y las empresas extranjeras, solo puede llevarse a cabo si se consolidan las fuerzas propias de raíz peronista y de otras matrices ideológicas. Será necesario para ello acordar reglas del juego que no enturbien las “internas” ni dañen el buen manejo de los asuntos públicos. No olvidemos que la cargada mediática a favor de la opción conservadora que expresa Sergio Massa ya está en marcha y que cualquier contratiempo mal resuelto por parte del gobierno, es agua para el molino de la oposición.

¿QUÉ “UNEN”?

Por Néstor S. Medina

Las alianzas políticas demasiado amplias, suelen ser como un baile de máscaras en el que todos saben quién es qué y no donde cualquiera danza con cualquiera.

Cuando vi la foto de la presentación de UNEN, descubrí con estupor que, entre los que formaban el arco (como 18 en un semicírculo que no cierra) de notables dirigentes políticos, estaba mi queridísimo amigo, hermano y compañero de militancia, “T”… Inmediatamente le escribí un mail inquiriéndole sobre lo que me olía a Unión Democrática del 45. La suya, me parecía una participación oportunista e indigna por sus méritos y cualidades. Estuve tentado de ser sarcástico pero no; sería un signo de intolerancia.
           
La respuesta de mi amigo no tardó en llegar: “…es sólo un espacio temporal del que, luego de una interna, tendrá que surgir un candidato de centroizquierda…”. Me gustó lo de “provisional” por objetivo pero no entendí lo otro, porque había más de tres de derecha entre los entusiastas suspirantes. Ahora bien: a ese supuesto futuro candidato de “centroizquierda” habrá que sumar otras candidaturas opositoras al F.P.V. que bailan por fuera, como las de Massa, Macri, etc. ¡Maravilloso escenario que enriquece a nuestra democracia! Hay que ser positivos, che.

Sinceramente, la imagen del Frente Amplio opositor no es buena y para llorar el logotipo: una Argentina dislocada como mapa de rutas unidas (no todas, para colmo) por puntos color pastel y encerrada en un círculo. ¿Lo habrá diseñado Lilita? Pero bue, lo importante es que la militancia política está a full, aunque los de UNEN y otros representen claramente el postrer intento de recuperar el Poder de una vieja clase media con una caduca manera de hacer política que se va, se va… En México, una expresión popular aconseja: “juntos pero no revueltos”; en el caso de la flamante mega agrupación están más revueltos que juntos.

“No por mucho madrugar…”. Los de UNEN deben contar con una respuesta contundente de la juventud kirchnerista (éstos sí, unidos y organizados) en los próximos días. Los pibes ganarán las calles del país -desde abajo, como debe ser- y promoverán incansablemente los debates políticos para concientizar a las masas. Se movilizarán -dicen- dirigentes y militantes de todos los niveles. Y es muy probable que, el 25 del próximo mes, seamos testigos de una mega concentración de los “chicos K” en Plaza de Mayo. Ese día, se cumplirán 11 años de la llegada de Néstor Kirchner al Gobierno y al Poder.

La fecha del lanzamiento de UNEN, creo que debería tomarse como el disparo que anuncia el comienzo de la carrera hacia la presidencia del 15, por todos y con todo. Y en ese sprint histórico, no tengo dudas de que la juventud, militante en las distintas agrupaciones del Frente que gobierna hoy en Argentina, es insuperable. Es mandato de la naturaleza y el sentido común, por lo cual dudo que el resultado sea otro. Sólo falta esperar que el candidato del Frente para la Victoria le garantice continuidad al Proyecto Nacional y Popular que construimos con Cristina y Néstor, el mejor de los últimos dos siglos.
                                                                                                                         Néstor S. Medina

                                                                                          Cuernavaca, México, abril del 2014

miércoles, 23 de abril de 2014

ARGENTINA: ¿PORQUÉ LA OPOSICIÓN NO PROPONE NI DEBATE?

Por Carlos Prigollini
Extraña uno el aire de las cálidas discusiones que en un pasado lejano se dieron en el seno del Congreso de la Nación. Si bien algunos no habíamos nacido, sabemos por la historia de la extraordinaria verborragia  de grandes próceres como Lisandro de la Torre, Alfredo Palacios, Eva Duarte, Raúl Scalabrini Ortiz, entre otros, o en tiempos más recientes de los radicales Balbín, Alfonsín, o el mismo General Juan Domingo Perón. Podíamos estar o no de acuerdo, pero era evidente que la expresión oral sumada a la seriedad de las declaraciones, hablaban de la ética y la moral de estos personajes que enriquecieron la historia democrática de la Argentina.
Actualmente la forma en que avanzan los acontecimientos, como la imparable y brutal campaña informativa - o desinformativa en muchos casos- y política contra el gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, no sólo carece de escrúpulos sino también de políticos que acompañen en su pretendida arenga o expresión por llamarlo de algún modo, el accionar en sus campañas. Si bien algunos de ellos representan a las elites - acompañados siempre por  vastos sectores de la clase media urbana- todos  se encuentran unidos por su evidente aversión hacia aquellos que no piensen como ellos, básicamente los identifica su profundo odio de clases, de raza y sobre todo su marcado autoritarismo para los que se encuentren en posiciones opuestas a sus intereses económicos. 
Fue contundente el jefe de gabinete Jorge Capitanich, en su reciente exposición en el Congreso  al solicitar al abanico opositor "les pido que hablen hoy lo que tengan que hablar y no que se expresen a través de los medios como generalmente lo hacen".
El día de ayer, Capitanich ampliaría su discurso con singular ironía al aseverar que "reclaman renovación en otros partidos, pero no lo hacen en los propios" en referencia al lanzamiento de los líderes del FAU (Frente Amplio Unen) liderado por la inefable Elisa Carrió y el cada día más controvertido Fernando Pino Solanas.
Dicho lanzamiento estuvo acompañado por dieciocho dirigentes en el centro del escenario, que entonaron el Himno Nacional, pero paradójicamente no pronunciaron discurso alguno. Esta alianza tan parecida al Frepaso que terminó con un país incendiado en el 2001, hace que tengamos la memoria necesaria para evitar nuevos errores. La misma memoria que debemos destinar hacia aquellos  sindicalistas que aumentaron su número de afiliados gracias a la política económica de la última década, y aún así llamaron a un paro nacional, que sólo se cumplió en un 32% de la población económicamente activa, ante aprietes varios y amenazas anónimas, así como también ser conscientes y no caer en las promesas de un Frente Renovador, que no sólo no renueva sino que nos regresa a un pasado noventista.
Más allá del constante repiquetear mediático, del apabullante despliegue de ciertas acusaciones de un sector del periodismo alquilado, - que muchas veces tiran la piedra y esconden la mano- llama poderosamente la atención que esta oposición política no sea capaz de abordar propuestas alternativas, ni debatir, sino es a través de un extraño grupo de críticos, analistas y locutores de la prensa escrita y de radio y televisión, que confunden no solo a la población local, sino también a los medios foráneos.