miércoles, 14 de agosto de 2013

ELECCIONES DEL 25 DE OCTUBRE DE 2013

CONSIGNA DE LA OPOSICION:
Ni Vencedores  ni  Vencidos
Ayer Peronismo sin Perón
Y hoy Peronismo sin Cristina

Por Jaime Dri
En 1945 los trabajadores argentinos irrumpen por primera vez como protagonistas de nuestra historia inspirados por el Coronel Perón; que de allí en adelante será su conductor hasta su fallecimiento en el año 1974.
El peronismo recoge las banderas de la identidad nacional y popular expresadas por San Martín, por las Montoneras Federales que incluye el rechazo a los invasores de la Flota Anglo-Francesa, la vertiente irigoyenista del radicalismo que incorpora a la clase media y el peronismo que incorpora a la clase obrera, a los desposeídos, explotados y marginados de la Patria.
En síntesis el peronismo desde su nacimiento en 1945 hasta el día de hoy representa y con su militancia sin claudicaciones lleva adelante la lucha por la liberación nacional y social de nuestra patria. En las elecciones de 1946 se plantea la división: BRADEN O PERON; BRADEN organizó desde la Embajada de los EE.UU a la Unión Democrática integrada por los partidos; Comunista, Radical, Socialista, Demócrata Progresista, y todas las expresiones política conservadoras,
Hasta el día de hoy esa división, ese enfrentamiento entre PATRIA y ANTIPATRIA; PATRIA O COLONIA es insuperable y el enfrentamiento es irreconciliable hasta que logremos nuestra segunda independencia junto a nuestros pueblos hermanos de Latinoamérica.

MAGNETTO EVITO PARTICIPAR DE LA CONCILIACION CON VICTOR HUGO MORALES


“Quería tenerlo cara a cara”
Ayer se realizó una audiencia por la denuncia del CEO de Clarín al periodista, quien fue apoyado por una manifestación. “Me da pena no haber podido decirle el daño que le ha hecho a la sociedad”, dijo Morales.

Por Laura Vales / Página12 / 9 agosto 2013
Más de un millar de personas se reunieron en la puerta de los tribunales de Carlos Pellegrini al 1100 para respaldar al periodista Víctor Hugo Morales en la audiencia a la que fue citado por la denuncia del CEO del Grupo Clarín, Héctor Magnetto, que le inició una demanda por daños y perjuicios. A la instancia de conciliación tuvieron que presentarse tanto el denunciado como su denunciante, aunque, según contó Morales, Magnetto evitó participar personalmente. “Hubiera querido tenerlo cara a cara. Me da pena no haber podido decirle el daño que le ha hecho a la sociedad”, lamentó al salir de la audiencia.
Víctor Hugo Morales había llegado temprano al lugar donde oyentes, periodistas, integrantes de organismos de derechos humanos, legisladores y militantes lo esperaban para expresarle su apoyo. Entre las caras más conocidas se vio a la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto; el diputado Héctor Recalde, el titular del sistema de Medios Públicos, Tristán Bauer; el actor Arturo Bonín y sus colegas de Teatro por la Identidad. Las Madres de Plaza de Mayo llegaron juntas, en una combi de la Asociación, y la organización barrial Tupac Amaru se sumó encolumnada y con banderas. Por supuesto, hubo muchos periodistas, que se acercaron en forma individual o convocados a través de sus organizaciones. Comunicadores de Argentina había convocado al aguante, y el Colectivo de Trabajadores de Prensa había expresado públicamente su apoyo.

domingo, 11 de agosto de 2013

APUNTES PARA EL DEBATE SOBRE LAS FFAA Y LA SEGURIDAD ARGENTINA

Por Hugo Kofman

Al igual que en otros temas políticos, lo importante sería centrarse en el tema, analizar las políticas de Estado y posicionarse en relación a las mismas, más allá de las identidades o encuadramientos partidarios. Aunque esto no siempre resulte fácil.
Este trabajo está basado en una gran cantidad de documentación periodística e institucional, que se cita justamente con la idea de promover ese análisis.
Encaro este estudio, de carácter preliminar, como un intento de aportar a una temática que es mucho más amplia de los aspectos aquí abordados. De hecho no hay análisis que se pueda hacer al margen de un posicionamiento ideológico, lo cual queda explicitado desde las primeras líneas de este artículo.

Introducción
Las FFAA argentinas, salvo ejemplos de gloriosas excepciones, vienen de una larga historia de subordinación servil a la oligarquía dependiente del Imperio, y de protagonizar infinidad de golpes antipopulares y crímenes, que culminaron en el mayor genocidio de nuestra historia con la última dictadura cívico militar. Su retirada de la escena política luego de su fracaso en Malvinas, así como la política de los años 90 de devastación del Estado, la corrupción interna y las agresiones y asesinatos de conscriptos, precipitó el fin del servicio militar obligatorio y el desmantelamiento de muchas de sus estructuras operativas. Esto abarcó no solo a los cuarteles situados en las cercanías de los grandes centros urbanos, diseñados para la represión interna, sino también a aquellas instalaciones  que podrían haber servido para la defensa nacional, tal como el avanzado proyecto del Misil Cóndor. Esto último en particular fue quizás la muestra más patética de sumisión ante los EEUU.
A partir de 2003 se desarrollan en nuestro país las políticas de memoria, verdad y justicia, por las que venían luchando las organizaciones de derechos humanos desde los tiempos mismos de la dictadura, y que se hacen posibles gracias a una fuerte decisión política del gobierno nacional, y al trabajo sistemático y coordinado de algunos organismos de derechos humanos para llevar adelante los juicios. Entre ellos la organización HIJOS, que incorpora militancia joven y nuevas ideas a un movimiento que ya llevaba dos décadas denunciando las políticas de impunidad, y entrelazando esta lucha con  la resistencia popular a las políticas neoliberales.  También los colectivos de ex presos políticos, cuyos testimonios serían fundamentales para condenar a los genocidas. 
Los avances en el juzgamiento a los genocidas fueron de tal magnitud que la Argentina se transformó a nivel mundial en un ejemplo reconocido, lo que se hizo más palpable cuando en España después de 70 años se abortó el intento de investigar los crímenes del Franquismo, y que además contrasta con las políticas de otros países latinoamericanos.
Esta política no se limitó al juicio a los genocidas y  a la recuperación de la identidad de los hijos de los desaparecidos, sino que abarcó otro aspecto central: la reivindicación de la lucha de los militantes de los 70. De modo que no solo se combatió la ideología del Terrorismo de Estado sino la nefasta teoría de los dos demonios.
Como toda transformación, la nuestra reconoce avances y retrocesos e incluso una dinámica que no excluye las contradicciones en el seno mismo del actual esquema de gobierno, las cuales se vinculan con la fuerte resistencia que se viene planteando a la misma, desde distintos sectores.

SERGIO MASSA: LA CONSTRUCCION MEDIATICA DE UNA OPCION CONSERVADORA

Por José Miguel Candia
¿Estará destinado Sergio Massa a ser el candidato que las fuerzas conservadoras necesitan para el 2015 después del fiasco que resultó Mauricio Macri? Hagamos un poco de memoria y recordemos que tal vez el único presidente que pudo afrontar el proceso de modernización del capitalismo argentino y absorber los costos sociales,  sin acudir a golpes de Estado ni fraudes electorales, fue Carlos Menem. Si pensamos en los ejes de sus dos campañas para la presidencia no podemos negarle ese mérito, el llamado “cuasi religioso” de 1989 en medio del peor desborde inflacionario desde el “rodrigazo” de 1975 – siganmé – y las formas sutiles de infundir miedo y anunciar el apocalipsis si se abandonaba la paridad “un peso- un dólar”, en la reelección que logró en 1995, fueron consignas de una indudable eficacia política. El sujeto era un personaje de sainete pero nadie podía negarle que el plan económico y los enunciados del gobierno ofrecían certezas a una sociedad que apenas se había recuperado del trauma de la dictadura y del desorden económico que dejó el gobierno de Raúl Alfonsín.

martes, 6 de agosto de 2013

LO NUEVO Y LO VIEJO

Por Eduardo Aliverti / Página12
Entre el grueso de episodios que van componiendo el cierre de campaña hay uno en condiciones de parecer absolutamente menor, salvo por su agrandamiento mediático, si es por hablar de profundidades en la lucha política. Sin embargo, y justamente por eso, adquiere un alto valor simbólico.
Varios precandidatos acusaron a la Presidenta de violar el nuevo Código Electoral porque éste prohíbe, en los quince días previos a la fecha fijada para los comicios, el lanzamiento de políticas de alcance general y la inauguración de obras. El objeto inicial de denuncia fue la participación de Cristina en la apertura de una fábrica de lavarropas, en Cañuelas. Alejandro Tullio, director nacional electoral, aclaró en primer término un aspecto legal que no pudieron rebatir quienes ahora le cuelgan el sambenito de ser un radical K: la Presidenta fue invitada por una entidad privada y, por lo tanto, no habló en un acto organizado ni pagado por el Estado y que, como si fuera poco, no anunció plan alguno. Agregó que no tiene sentido “llevar esto al extremo de cuestionar los actos políticos de un gobierno que no puede paralizarse por la campaña, y mucho menos amordazar a la Presidenta”. En frecuencia similar o idéntica, y aunque más tarde habría de aceptar la consideración del tema, el fiscal federal Jorge Di Lello ironizó –diríase– que no le prestó atención al caso porque está despachando 70 u 80 expedientes electorales. Pero no se privó de mencionar el acto de inauguración del metrobús por parte de Mauricio Macri, para luego preguntarse si el alcalde debió suspenderlo por la campaña o “seguir resolviendo los problemas de tránsito”. En cualquier caso, aparte de disquisiciones técnicas, lo sobresaliente es que el conjunto opositor dedica esfuerzos, muchos, a preocuparse por las intervenciones presidenciales. Integrantes de la lista Unen pidieron a la jueza María Servini de Cubría que intime al Gobierno a cesar en la realización de actos que inciten al voto por los candidatos oficiales, e incluso solicitaron que se apliquen las sanciones pertinentes. Y los medios ultraopositores se encargaron de amplificar ese grito en el cielo. La pregunta siguiente es repetitiva. ¿Por qué se inquieta la dirigencia opositora si, según lo que sugiere o proclama, cada aparición de Cristina obra de espantapájaros? Es raro. Se infiere que les vendría mucho mejor dejar que el palo oficialista continúe incurriendo en patinadas tales como los afiches de Cristina e Insaurralde fotografiados junto a Bergoglio, y después chicanear con que, hasta la entronización como Papa y para ser módicos, lo ninguneaban olímpicamente. La gente capaz de sensibilizarse con la imagen bonachona de Francisco está integrada al núcleo duro anti K, es de creer. La que no debe tolerar la acusación de oportunismo fácil. Y respecto de la indecisa entre las acciones gubernamentales que le generan rechazo y el mamarracho que es la oposición, el pelotazo cae en contra del Gobierno. ¿Por qué no dejar, entonces, que desde el oficialismo persistan en producir esas grietas finalmente leves pero coyunturalmente aprovechables?

EVO MORALES EN MOSCU

Exposición del Presidente Evo Morales ante la reunión de Jefes de Estado de los países productores de petróleo. Moscú (30/06/2013). Con lenguaje simple, que era trasmitido en traducción simultánea a más de un centenar de Jefes de Estado y dignatarios de los países productores de petróleo, el Presidente Evo Morales logró inquietar a su audiencia cuando dijo:


 "Aquí pues yo, Evo Morales, he venido a encontrar a los que celebran el encuentro.
Aquí pues yo, descendiente de los que poblaron la América hace cuarenta mil años, he venido a encontrar a los que la encontraron hace solo quinientos años.  Aquí pues, nos encontramos todos. Sabemos lo que somos, y es bastante.
Nunca tendremos otra cosa.
El hermano aduanero europeo me pide papel escrito con visa para poder descubrir a los que me descubrieron. 
El hermano usurero europeo me pide pago de una deuda contraída por Judas, a quien nunca autoricé a venderme.
El hermano leguleyo europeo me explica que toda deuda se paga con intereses aunque sea vendiendo seres humanos y países enteros sin pedirles consentimiento.
Yo los voy descubriendo. También yo puedo reclamar pagos y también puedo reclamar