viernes, 26 de octubre de 2012

NÉSTOR CARLOS KIRCHNER


Néstor Sergio Medina

            “Recuerdo aquel 25 de mayo de 2003, cuando nos dejaron la Argentina prendida fuego y tuvimos que sacar el pecho para reconstruir la patria”.

“A los jóvenes les digo: sean transgresores, opinen, militen, la juventud tiene que ser un punto de inflexión del nuevo tiempo”.

“Les pido que ayuden a Cristina, que es una mujer con coraje dispuesta a transformar la patria. (…) Soy un soldado de Cristina”.

            Estas tres frases históricas, fragmentos de algunos de sus discursos, configuran un boceto de la dimensión de Néstor Kirchner como estadista comprometido con un proyecto humanista y con la transformación sin precedentes -salvo el primer gobierno de Perón- de un país, su país y el nuestro.

lunes, 15 de octubre de 2012

EL TRIUNFO DE CHÁVEZ Y LAS REPERCUSIONES EN ARGENTINA Y EN AMÉRICA LATINA


Walter Martínez Alves

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner,  en un reciente encuentro con estudiantes en Washington, antes de las elecciones en Venezuela, declaraba que más allá de las diferencias, estilos y visiones que puedan existir en la comunidad internacional “no se debe poner en duda la percepción democrática de Chávez” quien ha ganado desde 1999 al menos 14 elecciones democráticamente.

Pidió a la comunidad internacional no poner en duda la percepción democrática de su homólogo venezolano, Hugo Chávez, porque “no hay un mandatario más demócrata” que “haya ganado tantas elecciones” por voluntad popular como el jefe de Estado venezolano.

Además, recordó que cuando el golpe de Estado de 2002 en contra del Presidente de Venezuela, “el único gobierno del mundo que reconoció al gobierno de Pedro Carmona fue el gobierno de Estados Unidos”.

El 7 de octubre, Inmediatamente después  de conocerse el resultado oficial de las elecciones en Venezuela, la presidenta Cristina  felicitó a Hugo Chávez por la victoria obtenida : ”Hugo, hoy quiero decirte que has arado en la tierra, la has sembrado, la has regado y hoy has levantado la cosecha” y añadió “tu victoria también es la nuestra. La de América del Sur y el Caribe. ¡Fuerza Hugo! ¡Fuerza Venezuela! ¡Fuerza Mercosur y Unasur!

miércoles, 10 de octubre de 2012

¡SALUD, CHE! EN TUS PRIMEROS 45


Néstor Medina


Evocar una vez más Ernesto Guevara de la Serna, es recordar a un crío torturado y señalado por la enfermedad desde sus primeros días. Fue un niño temprana y particularmente sensible al sufrimiento propio y ajeno, debido al padecimiento del asma, esa cruz que lo agobiaría hasta su última hora.

Más tarde, es hablar de un joven ávido de conocer el mundo y la vida, no sólo como un adolescente aventurero y soñador, sino involucrándose, tomando y dando todo, anotando cada sensación, cada idea, cada proyecto y pensamiento para -suerte nuestra- legárnosla definitivamente.

Es recordar también a un “fuser” (por “furibundo serna”) -como lo llamaban sus amigos cordobeses- apasionado por el rugby, el ajedrez y la lectura.

El Che Guevara… un médico con una ética sin fisuras, un combatiente temible con el fusil y la pluma. Un trabajador ejemplar e infatigable. Un concientizador porfiado a favor de un sistema humanista, como el que se construye hoy, arduamente, en nuestra América. El Che… un hombre a quien Jean Paul Sartre definió como “el más cabal de su época”. Gran verdad del filósofo mas, ¿cuál es la “época” del comandante? Los jóvenes progresistas del mundo nos demuestran, desde hace muchos lustros, que el che resiste, victorioso, la prueba del tiempo.

jueves, 4 de octubre de 2012

LECTURAS DEL JUEVES 13/09/2012




José Miguel Candia

Hay muletillas y argumentos reiterados en los análisis políticos. Los juicios y la ponderación del relieve social de la protesta “cacerolera” del pasado jueves 13 de septiembre volvieron, salvo escasas excepciones, sobre descriptores conocidos. Suele optarse por el camino fácil de los lugares comunes con la intención, en un caso, de exaltar un acto colectivo de repudio al gobierno o desde el espacio oficial, con el fin de descalificar a los manifestantes. 

 Los medios anti o pro-K acudieron a indicadores similares, entre otros, coincidieron en señalar el perfil marcadamente “clasemediero” de quienes se convocaron por las redes para marchar por el centro de Buenos Aires y concentrarse Plaza de Mayo, la ausencia de consignas políticas unificadoras y de liderazgos partidarios explícitos además de cierta dispersión de las demandas y de esos referentes simbólicos que generan espíritu de cuerpo y sentido de pertenencia. Los más creativos procuraron buscar la síntesis de lo que no se lograba expresar en proclamas únicas. Tal vez lo más cercano al sentir de los manifestantes hayan sido los carteles que rezaban: Ni dictadura ni democracia. Que se termine esta desgracia.